LINK: https://youtu.be/sPCNVezwwlw

RISOLETTO

(Proyecto en colaboración con LHFA y Los Torreznos)

Risoletto es un vídeo realizado como colaboración para el último proyecto del colectivo LHFA (Fernando Baena y Rafael Burillo) partiendo de imágenes filmadas de una performance de otro colectivo, Los Torreznos (Rafael Lamata y Jaime Vallaure).

A partir de una idea conceptual, estética y formal muy diferentes ya dadas, se ha creado un nuevo contexto y una nueva significación, otorgando, de esta manera, una nueva visión conceptual, estética y formal. El punto de partida tanto de la performance de Los Torreznos como de las imágenes grabadas por LHFA estaban totalmente inherentes a mi proyecto final. De esta manera, me he enfrentado a un material cuyo nacimiento y desarrollo era totalmente ajeno a lo que luego iba a significar, como idea final. Se encuentra así la dificultad de comenzar un recorrido dentro del proceso creativo de uno mismo a través de unos márgenes muy marcados, en este caso, por otros artistas, que al mismo tiempo desconocen lo que va a suceder con su material bruto. Así mismo, la estructura que conlleva grabar una performance en vídeo, hace tener que plantearse, al realizar este proyecto, el destruir un hilo conductor de una historia o por lo menos una idea, para hacerla tuya y recrear un nuevo concepto de esas imágenes en movimiento dentro de el lenguaje personal y estético de uno mismo.

En Risoletto, como en todos mis vídeos, la idea parte del sonido. Las imágenes se han estructurado una a una, según cada nota de las partes más conocidas de la célebre ópera de Rigoletto de Verdi. De esta manera, a través de la edición, he podido contextualizar a los representantes de la performance, Rafael Lamata y Jaime Vallaure, dentro de un espectáculo operístico al que estaban totalmente ajenos al realizar su acción. Al mismo tiempo, el contenido que transcurre de fondo, que de igual manera está cargado de significaciones, ha sido manipulado hasta el punto de crear una tensión con sus dinámicas, sus descansos y sus silencios, imitando así, a lo que nos encontraríamos en cualquier concierto de música clásica.

CONCEPTO
Una de las ideas principales de mi obra es la observación y crítica de determinadas estructuras de nuestra sociedad, que llevadas a determinados límites pierden su propio sentido. Tanto en mi trabajo Journal de Hotel, donde me recreo en una mirada irónica sobre el mundo del lujo, como en mi reciente proyecto Palmehuset, donde se apunta a un mundo de contrastes y supervivencia de una manera desapercibida, se intenta mostrar la controversia a la que a veces -y cada día más en una sociedad absorbida por el consumo- nos enfrentamos sin habernos percatado que el verdadero sentido de ciertas estructuras ya muy establecidas en nuestras costumbres pierden su propio sentido hasta el punto de volverse absurdas e incluso cómicas.
En este vídeo he querido mostrar una visión cínica, que se transforma en cómica, de lo que se consideran mundos intachables o cultos, como puede ser el de la música clásica. Debido a mi formación musical, conozco el tipo de idealización, en un sentido general de la palabra, que se le otorga a ciertas ramas de la música. Solamente hay que leer en la mayoría de los libros de música cómo a la “música clásica” se la denomina “música culta”. De esta forma no quiero criticar la música clásica, que ha marcado muchos años de mi vida, sino a la forma de volverse un acto, una costumbre o una certidumbre asentada, en algo absurdo por su elevación dentro de una sociedad que ha perdido en muchos aspectos el baremo y la cordura para juzgar.
Los interpretes de esta ópera se ríen de su entorno, de su música, de su público (que al mismo tiempo es el espectador del vídeo) y hasta de sí mismos. Se muestran desnudos ante una orquesta paralítica (que interpreta la famosa obra 4’33’’ de John Cage) y que al mismo tiempo se ríe de un contexto en el que la música es lo de menos. De esta manera, y doblemente descontextualizado, escuchamos como este Aria de Verdi se desintegra arrasando consigo a los intérpretes que alcanzan su cúspide interpretativa con el auge de sus carcajadas.

El mundo de la música es un mundo maravilloso en el que  podemos naufragar confiadamente un nuestras propias marañas de sentimientos e imágenes. Pero a veces, al elevarnos al punto de vista de espectadores y asomarnos a esos palacios de audiciones que llamamos auditorios, esperamos, pasivos, que esa música se deshaga de las propias ataduras a las que, a veces, la sometemos. La música, su interpretación, es algo que creemos fuera de nuestro alcance y los auditorios (al igual que los museos) funcionan como mansiones de la nobleza abiertas al público durante unas horas. El grado de “nobleza” puede variar, pero en cuanto una obra se interpreta en un auditorio (o se lleva a un museo), adquiere el misterio de un modo de vida que excluye a las masas.


FICHA TÉCNICA

Título: Risoletto
Autora: Paula Anta
En colaboración con los colectivos: LHFA (La Hostia Fine Arts), Fernando Baena y Rafal Burillo y Los Torreznos, Rafael Lamata y Jaime Vallaure.
Duración: 4’33’’
Montaje: Paula Anta
Música: Xavier Souto y Paula Anta
Interlocutor: Xavier Souto
Intérpretes: Xavier Souto y Paula Anta
Agradecimientos: Carlos Tmoi